André Boto es un joven fotógrafo portugués de 28 años. Desde muy temprano interesado en campo de las artes, se licenció en Artes Decorativas en la Escuela Superior de Educación de Beja, en 2007. Al año siguiente decide centrarse totalmente en el área de la fotografía, completando dos cursos (Fotografía Avanzada y Fotografía Conceptual). En 2010, fue el ganador del FEP – European Photographer of the Year. Actualmente es profesor en la Oficina da Imagem, aunque está involucrado también en otros muchos proyectos fotográficos.

Fotomontaje: el proceso evolutivo paso a paso

Al hacer este tipo de trabajo de fotomontaje es necesario tener una serie de precauciones que comienzan aun antes de hacer la fotografía. Si es preciso prestar atención a un sinfín de cuestiones solo para hacer una fotografía cuyo objetivo es que el resultado final se consiga solo con disparar y sin una gran edición, al hacer  un fotomontaje, es necesario prestar atención a las mismas cosas, multiplicadas por el número de fotografías que el fotomontaje/resultado final contendrá.

foto1

Planificación – Es de extrema importancia tener una planificación inicial para prever y preparar los posibles contratiempos que más tarde, durante la posproducción, pudieran surgir.

La planificación podrá ser un esbozo inicial en el que se haga un estudio de la composición, y es necesario tener en cuenta que el Photoshop no es la solución para una imagen menos buena, el Photoshop tiene que ser considerado sólo como una herramienta que nos permite lograr buenos resultados si la materia prima tiene calidad y está preparada para la posproducción que se va a realizar.

La planificación nos hace definir qué se va a fotografiar y cuál es la mejor hora para fotografiar un determinado objeto/edificio/paisaje, de manera que todas las imágenes utilizadas en un fotomontaje tengan una iluminación similar, y den como resultado una imagen final coherente.

Organizar las imágenes – es importante tener un banco grande de imágenes debidamente clasificado y organizado para ahorrarnos tiempo en la búsqueda de imágenes dentro de nuestros propios discos externos, ya que dedicar demasiado tiempo a estas cuestiones puede conllevar que el trabajo no resulte rentable.

Trabajar con Capas – Al hacer un trabajo de fotomontaje/fotomanipulación o edición extrema, es imprescindible el uso de capas, ya que éstas agilizan las tareas y ayudan a crear mecanismos de trabajo que nos permiten volver atrás siempre que sea necesario, es decir, que  gracias a las capas y a las mascara de capa, conseguimos hacer un tipo de edición no destructiva (o menos destructiva).

Hacer recortes – Esta es una de las cuestiones que es preciso planear a la hora de fotografiar para que el proceso de posproducción con Photoshop resulte más sencillo. Hay diferentes formas de hacer recortes con Photoshop, muchas veces no podemos evitar hacer recortes manuales, lo que toma mucho tiempo. Sin embargo también existen herramientas automatizadas para hacer recortes y selecciones.

foto2

Antes de nada, conviene tener en cuenta que las herramientas de recorte automatizadas trabajan basándose en los contrastes, ya sea contraste entre claro/oscuro o contraste entre diferentes colores. Así, sabemos que si fotografiamos un objeto oscuro sobre un fondo  claro, el recorte va a ser bastante más sencillo.

foto3

La herramienta que más uso para hacer recortes continua siendo, aun hoy en día, la Background Eraser Tool, una herramienta que precisa de cierto estudio y práctica, pero que sin embargo es bastante útil ya que sirve para recortar casi todo tipo de objetos, incluyendo el follaje de los árboles y el cabello (objetos que suelen presentar dificultades a la hora de recortar).

foto4

Fundir diferentes imágenes – Algunas veces no resulta nada fácil fundir diferentes imágenes de manera que el resultado parezca natural. Una fusión creíble depende de múltiples factores.

foto5

– Es importante que en la imagen final los diferentes objetos fundidos tengan la misma coloración.  No es obligatorio que el color de los diferentes objetos sea el mismo que en las imágenes originales, pues es relativamente fácil corregir este punto en la postproducción, aunque no hay que olvidar que al final esto también es importante.

Color – Es importante que en la imagen final los diferentes objetos fundidos tengan la misma coloración.  No es obligatorio que el color de los diferentes objetos sea el mismo que en las imágenes originales, pues es relativamente fácil corregir este punto en la postproducción, aunque no hay que olvidar que al final esto también es importante.

foto6Texturas – Si los objetos a fundir tienen el mismo tipo de texturas, su unión también resultará más natural.

Densidad – Tal y como ocurre con los colores, la densidad de cada objeto debe ser lo más parecida posible a la de la imagen final, es decir, que no debe haber objetos mucho más oscuros o claros que otros, sin que haya una justificación natural para que eso ocurra.

Noción de escala – Otro factor muy importante, y que a veces pone en evidencia un trabajo de fotomontaje, es la noción de escala, es imprescindible que todos los objetos tengan la misma escala, manteniendo dimensiones semejantes entre ellos. Lo ideal es fotografiar todos los objetos a distancias semejantes y con distancias focales parecidas.

foto7

Luz y sombras – Lo más importante es que la iluminación de los diferentes objetos que queremos fundir sea la misma o lo más parecida posible. Si vamos a fundir dos imágenes, y una de ella tiene un objeto en el que incide la luz directa del sol desde el lado izquierdo, es fundamental que todas las imágenes tengan el mismo tipo de iluminación.

foto8

Hay que tener cuidado con las sombras, es necesario recrear las sombras siempre que un objeto aparezca fuera de su lugar de origen, y dependiendo del tipo de luz, la sombra será consecuentemente más dura o más suave.

En las imágenes de abajo las diferencias de iluminación son notorias.

foto9

En lo que respecta a la dirección de la luz y las sombras, puede ser bastante útil fotografiar en día nublados en  los que la luz directa del sol no incide sobre el objeto. De esta forma, evitamos también la presencia de sombras, y por tanto fotografiar en estas condiciones hace que todo termine resultando más sencillo, ya que podemos ser nosotros los que definamos la dirección del sol/sombras con la ayuda de herramientas como Dodge Tool y Burn Tool (para aclarar y oscurecer).

foto10

Todos estos factores son muy importantes para que el resultado final sea una imagen creíble, ya que cuando vemos una imagen podemos darnos cuenta inmediatamente de que aquella situación es irreal y que nunca podría ocurrir, sin embargo, si el acabado hace que el resultado sea creíble, nos hará creer en aquella irrealidad y aceptarla, porque en la fotografía lo que aparece es lo que es.

Cuando se hace fotomontaje es bastante importante tener un material de calidad, tanto en lo que respecta a la cámara como a los objetivos, ya que muchas veces necesitamos recortar ciertos detalles de las imágenes y cuanta más resolución tengamos a nuestra disposición, mejor.

Si trabajamos con herramientas de recorte automatizadas, una buena cámara con objetivos de calidad ayuda en los recortes de las imágenes, ya que cuanta más calidad tenga el material menos ruido producirá en las imágenes, y el hecho de tener ruido hace tener pixeles más oscuros y otros más claros, propiciando así que una herramienta de recorte automático no pueda conseguir hacer un recorte eficaz debido a esta mayor cantidad de ruido producida por un mayor contraste ente los pixeles. De la misma forma, es útil fotografiar con un ISO lo más bajo posible.

André Boto

Sitio web oficial: http://www.andreboto.com/

Página de Facebook: https://www.facebook.com/andrebotophoto