Todos sabemos que pasos tomar pero el deseo no desvía de ellos y nos conduce al dolor