7 consejos útiles para desarrollar tu estilo propio

Un estilo propio no se consigue de la noche a la mañana. Es cuestión de mucho esfuerzo, de conocer diferentes artistas y sus trabajos, pero ante todo es imprescindible conocernos a nosotros mismos. Encontrar un estilo artístico propio es una tarea difícil que requiere largo tiempo y experimentación.

En la adolescencia nos dejamos llevar por lo que hacen o dicen quienes nos rodean, intentamos parecernos a quienes admiramos, copiar la forma de hablar o vestir de otras personas… En el arte pasa lo mismo. Desarrollar un estilo propio es definir tu propia personalidad al margen del resto. ¿Qué es lo que me diferencia de los demás? ¿Qué es lo que me hace sentir cómodo? ¿Qué quiero transmitir? Encontrar la respuesta a estas preguntas no es fácil, pero de ello depende sentirnos bien con nosotros mismos y con el arte que creamos.

Muchos artistas con talento se ciegan intentando emular lo que hacen otros, y cuando se dan cuenta no pueden despegarse de un estilo que no es el suyo. Esto es peligroso porque cuando nos percatamos de nuestros límites podemos atravesar una crisis creativa o darnos por vencidos. Lo importante es ser positivos, seguir trabajando y confiar en nosotros mismos.

Tanto si te encuentras en esta etapa como si no, aquí puedes encontrar siete consejos para desarrollar un estilo propio:

1. Observa el arte de otros, inspírate sin copiar

Ser un artista es como ser un árbol en crecimiento, y los demás artistas son el agua que te permite crecer. Nunca desprecies el arte de otros, pues de todos puedes aprender cosas que incorporar en tu propio trabajo. Estudia otras ramas artísticas y aprende a disfrutarlas. Por ejemplo, si eres ilustrador no te limites al dibujo: investiga escultores, fotógrafos o pintores al óleo. Observa los grafittis de tu ciudad o ve a un museo. Siempre aprenderás algo nuevo, y quizá encuentres algo que incorporar a tu propio trabajo.

2. Lleva siempre un cuaderno contigo

Nunca sabes cuándo ni dónde te va a llegar la inspiración. Llénalo de ideas, garabatos, frases o escenas que has soñado… ¡lo que sea! Haz bocetos de lo primero que se te ocurra, dibuja a la gente del metro o de la parada del autobús y luego ve añadiendo tus propios detalles.

3. Haz que tus obras tengan mensaje

Algunas veces el arte se hace por mero placer estético, y esto es bueno. Pero si buscas un forma de inspirar al observador, de causar un impacto, siempre puedes intentar mandar un mensaje con tu trabajo. Puede ser positivo como ‘lucha contra la desigualdad’ o darle la vuelta para convertirlo en un mensaje fuerte sobre racismo, machismo, o temas de actualidad que te causen rabia. Intenta hacer que quien mira tu obra sienta tu misma desazón o alegría, intenta transmitir sentimientos.

totenart-material-para-bellas-artes-geninne-pajaro-con-acrilicos-y-acuarela-pintura-actilica-pintar-con-acuarelas-

Dibujo de Jennifer Healy

4. Escucha música nueva

Cambiar tu música expande tu punto de vista y refuerza tu identidad. Si generalmente escuchas heavy metal prueba bandas sonoras, ópera, música country, o pop. Posiblemente encontrarás opciones desconocidas que te gusten y te muevan a crear cosas nuevas, o grupos que te repugnen y te llevarán a hacer críticas a través del arte. ¡No subestimes el poder que tiene la música sobre tus sentimientos, porque muchas veces son las emociones las que dan vida a la creación! No hay límites para la inspiración que puedes conseguir.

5. No sigas tendencias a rajatabla

Dedica un tiempo a investigar qué pasa a tu alrededor. Mira en DeviantART o en tu entorno artístico cualquier moda que esté sucediendo y piensa ideas contrarias a ese estereotipo. Juega creando trabajos artísticos en la dirección opuesta a lo que está tomando fuerza y piensa en cómo contrarrestar esa moda con tus propias manos. Esto hará tu arte fresco, diferente y único. Lo creas o no, a la gente le gustan las cosas nuevas.

6. Relaciónate con otros artistas

La soledad está bien, pero a veces necesitamos encontrar un grupo de gente con nuestros mismos intereses. No se puede pedir opiniones de óleos a quienes solamente quieren hablar de bicicletas, por ejemplo. Utiliza foros, un club de arte o alguna actividad que te ayude a formar un entorno de amigos con los que puedas aprender, reírte y pedir opinión sobre temas artísticos. Además entrarás en contacto con nuevas ideas y formas de expresión que enriquecerán tu mundo creativo y te mostrarán nuevos horizontes sin darte cuenta.

7. Descúbrete a ti mismo

Seguramente todos estos consejos van a servirte, pero si no te conoces a ti mismo nunca podrás desarrollar tu propio estilo. Tómate algo de tiempo alejado del arte: lee un nuevo libro, sal con tus amigos, gasta tiempo a solas meditando, viaja a un lugar remoto, conoce nuevas culturas, disfruta una película de cine… Conocerte a ti mismo es el mejor consejo que puedes seguir para evolucionar y descubrir tu propio arte.

totenart-material-para-bellas-artes-audrey-kawasaki-art-arte-en-madera-grabado-en-madera-lienzos-work-in-progress

No hay que olvidar que cada uno tiene su propio método para desarrollar su propio estilo, puesto que no hay una sola forma de hacer las cosas y se puede llegar al mismo punto desde caminos diferentes. Hay tantos tipos de arte como personas, piensa con positividad y sigue adelante.

Y vosotros, ¿Qué habéis hecho para encontrar vuestro estilo? ¿Tenéis otros consejos?

Fotografías de Geninne, Jennifer Healy y Audrey Kawasaki.