lo-basico-para-dibujar-picLo básico para dibujar

Una lista inicial de cosas básicas para empezar a dibujar.

La meta de Artística es enseñar diversos aspectos básicos para aprender a dibujar. Como primer paso necesitaremos tener en nuestras manos las herramientas adecuadas. No necesitamos cosas extraordinarias para empezar.

El material es muy sencillo y baratísimo:

  • Papel – ¡Obvio! De preferencia papel bond blanco, sin rayas ni cuadriculado. Compra todo el papel que puedas.
  • Lápiz y sacapuntas – Cualquier lápiz decente sirve. Si vas a comprar uno nuevo, pide en tu librería un lápiz de dureza “HB.”
  • Borrador – Mi preferencia personal son los borradores de plástico.

Debo confesar que yo uso portaminas en lugar de lápiz. No es necesario que compres uno, un lápiz hará igual de bien. Es simplemente mi preferencia personal, ya que me cansa sacar la punta al lápiz y el portaminas siempre tiene la punta delgada.

Sobre el borrador de plástico, si no puedes conseguir uno, no hay problema. Lo importante del borrador es que borre y que borre bien. Prueba hacer un borrado de prueba donde no hayas dibujado nada y si te deja manchas, es un mal borrador. No uses borradores destinados para lapicero porque malogran el papel. Tampoco uses el borrador que viene en la otra punta de los lápices. Son chicos y de baja calidad.

Más adelante iremos comprando más herramientas para hacer posibles dibujos más avanzados.

El Ingrediente Secreto
Este es el requisito más importante para aprender a dibujar, así que presta atención. Lo más indispensable para lograr nuestra meta es perseverancia. Dibujar puede ser a veces frustrante, sobre todo cuando sabes que tu dibujo está mal o es incorrecto y no sabes el por qué. La diferencia entre la derrota y la victoria está en perseverar, seguir dibujando sin importar la cantidad de veces que te salga mal.

Para aprender a dibujar, tienes que querer dibujar. Tienes que dibujar un montón. Cuando era niño solía dibujar tanto que en cierta ocasión me quedé sin cuadernos ni hojas y seguí dibujando en el marco de madera de mi ventana. ¡Eso es lo que se necesita! (eh, la pasión por el dibujo, no el arruinar marcos de ventanas)

La mayoría de personas que dibujan admirablemente tienen un cuaderno de dibujo que llevan a todas partes. Cuando publican sus dibujos en internet no deja de sorprenderte la cantidad de dibujos que hacen, y es que dibujan en todos lados y a todo momento: en el tren, mientras esperan a alguien para almorzar, mientras ven televisión, etc.

dr_51

Dibujos de Min Hyuk Yum

Dibujando en el Aire

Un divertido ejercicio para aprender a observar.

Vamos a aprender a dibujar con un ejercicio muy sencillo que nos ayudará a mejorar nuestra observación. A ver todos, lápiz en mano, y elijan un objeto que esté a su alcance. En mi escritorio tengo un muñequito de Pikachu, así que ese será mi objeto. ¿Listos?

Ahora, cierra un ojo y, con el lápiz, traza una línea imaginaria del contorno del objeto, como si lo calcaras en el aire.

airdraw-01 airdraw-02
Prueba hacer esto con otros cinco objetos que tengas cerca. Busca algún objeto interesante como un tenedor, una silla, tu mascota o, si no tienes nada interesante cerca, prueba delinear tu mano extendida, luego tu puño, etc.
Puedes practicar esto donde sea, no importa que no tengas un lápiz a la mano. Cierra un ojo, usa un dedo y ¡a dibujar en el aire!

¿Pero para qué sirve este ejercicio?
Este ejercicio es muy útil para mejorar nuestra capacidad de observación. Al delinear el objeto de esta manera tenemos que prestar atención a la forma del objeto, dónde empieza una línea, cómo cambia de dirección, etc.
Daryl Reiner escribió, “Dibujar es la parte fácil, la parte difícil es entender lo que está ahí.” El inicio de ese entendimiento es la observación de los detalles que nos rodean.

Gimnasia de trazos

Un poco de gimnasia con papel y lápiz.

Hoy vamos a hacer un poco de gimnasia con el lápiz y papel. A continuación hay una imagen para imprimir. Si no tienes impresora, pídele a algún amigo o tío que te lo imprima o anda a una cabina de internet.

Te recomiendo que hagas este ejercicio repetidas veces. Sugiero que imprimas esta imagen y luego la fotocopies.
Al hacer este ejercicio descubrirás que hay ciertos ángulos que te serán difíciles de dibujar. Eso es normal. Es importante que te observes a tí mismo cuáles son las direcciones en las que tienes dificultad.

Cuando empecemos a dibujar más adelante, ya sabrás qué ángulos te son difíciles para mover el papel o cambiar de posición a una más fácil.

Aquí está la imagen:

gimnasia-de-trazos-1 gimnasia-de-trazos-2
Nada reemplaza a la práctica y al trabajo duro. Así que manos a la obra.

Del Aire al Papel

Un ejercicio práctico sobre el papel.

Dibujar es trasladar una imagen, sea una que tenemos delante nuestro o una que está en nuestra imaginación, hacia el papel. Uno de los secretos para poder dibujar correctamente un objeto es entenderlo. Tenemos que entender su forma. Si queremos dibujar una lata, es imprescindible que entendamos que la lata no es un objeto plano, sino cilíndrico. Un objeto más complejo, como una flor, está compuesta de muchas y variadas formas. Una flor no es plana, eso es evidente, y mientras más desarrollemos la capacidad de observar y entender la forma de la flor, podremos dibujarla de la mejor manera.

Tanto el ejercicio anterior de dibujar en el aire como el presente tienen como fin, primeramente, desarrollar nuestra capacidad de observación y, segundo, desarrollar nuestra capacidad de entender la forma de un objeto.

¡Empecemos entonces! Sólo es necesario lápiz y papel.

Escoge un objeto que tengas cerca. En mi caso, encuentro interesante la licuadora. Coloca al objeto cerca tuyo y, en una posición cómoda, empieza a dibujar en el aire al objeto, como lo hemos hecho anteriormente. A continuación, empieza a dibujar el objeto en el papel, pero manteniendo la vista en el objeto. Recorre el borde del objeto con los ojos y siente la forma del objeto.
Tus ojos deben estar fijos en el objeto, pero tu mano debe dibujar en el papel. No mires lo que estás dibujando, simplemente siente la forma del objeto y dibújala.

A continuación una foto de la licuadora y mi dibujo.

del-aire-al-papel-01 Es de esperarse que las líneas no coincidan y el dibujo salga deforme y desproporcionado. Eso no nos importa ahora, sino aprender a entender la forma de un objeto. Empieza desde cualquier punto y desde allí traza una linea como si tocaras con la vista el objeto. Siente cada cambio de dirección, cada curva, cada fin de línea. Cuando alces el lápiz para dibujar otra parte del objeto no te preocupes de encontrar en el papel dónde tienes que seguir dibujando la siguiente parte. Simplemente dibuja sin mirar. No te preocupes del resultado.

A propósito, el dibujo lo hice observando la licuadora misma y no la fotografía. Tomé la foto de pie e hice el dibujo sentado. No uses fotografías para este ejercicio, dibuja siempre de la vida misma con objetos que estén delante tuyo. Esto es importante porque el ser humano capta los objetos con dos ojos, mientras que una cámara fotográfica capta la imagen con una sola lente. Hay una diferencia muy importante allí. Es importante percibir el volumen, la profundidad y la distancia de un objeto.

No está de más volver a recalcar la importancia de la práctica. ¡Practica bastante! La práctica hace al maestro, dice la famosa frase, y tiene bastante de verdad. Si tienes preguntas, escríbeme un comentario y gustoso lo responderé a la brevedad posible.

del-aire-al-papel-02
Observando y midiendo

Aprendiendo a observar por medio de la medición.

Anteriormente mencioné una frase dicha por Daryl Reiner, “Dibujar es la parte fácil, la parte difícil es entender lo que está ahí.”

El acto de hacer una línea en el papel es fácil. Dibujar un cuadrado no tiene mayor dificultad, y menos aún si nos ayudamos de una regla. Hay dibujos de maestros clásicos que se componen de prácticamente un par de líneas. ¿Dónde está la dificultad entonces? La dificultad radica en la forma que las líneas sugieren. Si una línea hubiese ido un poco más allá o se hubiese alejado un poco más, el dibujo perdería sentido. Cualquiera puede trazar una línea, pero se requiere de práctica y maestría para saber dónde ubicar y guiar cada trazo.

La ubicación de cada línea y su proporción es muy importante en el dibujo. Esto es más notorio cuando dibujamos retratos, pues al ubicar incorrectamente las partes del rostro vemos que el dibujo no se parece a la persona que queremos retratar. Para lograr el parecido con la realidad tenemos que ubicar cada parte en su lugar.

La idea de un dibujo no es capturar de manera idéntica nuestro objetivo. Si esa fuese nuestra meta, es más fácil y rápido fotografiar al sujeto. La idea de un dibujo es plasmar en papel la esencia del sujeto. Si calcamos la fotografía de una persona el resultado es una serie de líneas sin vida ni emoción. Un dibujo debe tener substancia, debe expresar una idea, contar una historia o ser interesante para que provoque una reacción en el observador.

midiendo-fotografia

Al hacer este dibujo mi meta no era obtener una copia idéntica del sujeto sino capturar la mirada distraída y lejana. Es esa expresión y no la copia perfecta lo que me interesa.

Si alguna vez has tratado de copiar una fotografía, un objeto que está delante tuyo o el dibujo de otra persona, seguramente habrás experimentado esa frustración de ver que no se parece, que hay algo mal en el dibujo y no entiendes qué es. De algún modo te evade el ver dónde están los errores.
Un consejo que ayuda mucho para estos casos es simplemente dejar el dibujo a un lado y ver otra cosa. Dar una vuelta por la calle, leer un libro, cocinar, dedicarse a otra cosa y olvidarse del dibujo. Luego, cuando regreses al dibujo lo verás con “ojos nuevos” y notarás detalles a los que anteriormente eras ciego.

El segundo consejo es nuestro ejercicio del día de hoy. El propósito de este ejercicio es aprender a observar y notar las diferencias que introducimos en nuestro dibujo con el sujeto que queremos dibujar. Esto lo vamos realizar a través de la medición.

Empecemos con un dibujo de lo más sencillo:

midiendo-sonrie-01
Coge tu lápiz y papel y prueba dibujar este sonríe. Trata de hacerlo lo más idéntico posible al mío. Inténtalo y aquí te espero.

¿Ya lo hiciste? No, no lo has hecho. ¡Dibújalo de una vez! Yo te espero aquí.

Dum, di, dum.

¿Listos? Ok, he elegido un dibujo muy simple para que notemos fácilmente las diferencias. Tratándose de un dibujo sencillo y por ser un ejercicio les exijo que traten de hacer lo más idéntico posible a mi dibujo.
Mira y compara tu dibujo con el mío. ¿Es igualito? Le pedí a mi Mami que haga también un dibujo para ustedes, así que aquí está el suyo:

midiendo-sonrie-02La primera diferencia notable es que los ojos son más grandes. Un premio para el que haya notado que los ojos deberían estar más distanciados entre sí. Lo más difícil es señalar las diferencias que hay con la forma de la boca, dado que es una curva difícil de comparar.

Como dije antes, nuestro ejercicio es uno de Medición. Todos sabemos medir, usando una guía de medida como una regla. Necesitamos un punto de comparación para saber “esta línea es más larga que esta otra,” o “la distancia entre este punto y este otro es X.”

Para nuestro ejercicio vamos a coger un papel extra o una cartulina para definir nuestra medida de comparación. Vamos a elegir una parte de nuestro sujeto original para crear nuestra “Medida Base.” Ojo con estos requisitos:

  • Debe ser una línea recta.
  • Debe ser fácil de ver.
  • No debe ser muy grande.

Nuestro dibujo es tan pero tan sencillo que he elegido como Medida Base la separación que hay entre los ojitos.

midiendo-01¡Muy bien! Entonces, mi Medida Base es esa separación. Coge una cartulina y haz lo mismo, mide la distancia que hay entre los ojos de mi dibujo. ¡Ten extremo cuidado si vas a colocar tu cartulina en la pantalla de la computadora!

Esta medida nos servirá para poder ubicar correctamente cada una de las demás partes del dibujo. Por ejemplo, con nuestra medida podemos ubicar la curva de la boca. Si notas, el ojo queda casi casi en el centro de nuestra medida.

midiendo-02Podemos hacer también una marquita en nuestra medida para sacar la altura de la curva debajo del ojo.

midiendo-03

Al tomar estas medidas descubriremos el por qué nuestro dibujo no se parece al original. Frecuentemente me sucede que pienso que la distancia entre el ojo y el borde de la cara es una, pero al medir me doy cuenta que es más allá. Al instante se hace obvio. Recuerda que las medidas no tienen que ser exactas y precisas, en un dibujo artístico lo esencial es obtener un parecido y no una copia perfecta al milímetro.

Felicitaciones, ¡ya estás aprendiendo a observar!

¡Vamos a esbozar!

En este artículo veremos una práctica importante de todo dibujante: los esbozos.

Una práctica común entre artistas de todo rango, desde un historietista hasta un gran maestro como Leonardo da Vinci es el esbozo o, en inglés, “sketch.” Un esbozo es un dibujo hecho rápidamente con el fin de estudiar o captar la forma de un sujeto. Da Vinci hacía cientos de esbozos en sus cuadernos donde figuran sujetos diversos como animales, personas y máquinas. Un esbozo no es un dibujo acabado y muchas veces contiene errores y varios intentos de líneas superpuestas.

leonardo-sketches

Esbozos de Leonardo da Vinci

Uno de las claves más importantes para aprender a dibujar es, bueno, dibujar. Es como aprender a manejar bicicleta. Por más que desees manejar la bicicleta, por más que te sientes a leer artículos de seguridad vial o mirar catálogos de bicicletas, no ganarás más experiencia que subirte a la bici y pedalear.
Del mismo modo, puedes pasarte horas de horas leyendo libros, comprando instrumentos de dibujo, deseando ardientemente aprender a dibujar… pero nada reemplaza a la experiencia que obtendrás cogiendo un lápiz, papel y dibujar, dibujar, dibujar.

Aquí es donde entran los esbozos. Puedes empezar esbozando en base a algún dibujo que te guste, o una fotografía, o quizás un sujeto que tengas delante de tus ojos. Tienes que perder el miedo al “No me va a salir igual,” “Esto es muy difícil.” Todos tenemos miedo al principio de caernos de la bicicleta, pero no hay otra forma de perder el miedo más que limpiándose las rodillas y volver a pedalear. Eventualmente, empezarás a tener más confianza en ti mismo o en ti misma.

spiritraptor-sketches

Esbozos de SpiritRaptor

bw_flyboy

Esbozos de Craig Mullins

¡Manos a la obra!
Lo genial de dibujar es que puedes practicar en casi cualquier parte y situación. Puedes dibujar en la comodidad de tu casa, afuera en la calle mientras esperas a alguien, en un restaurante mientras esperas el servicio y un largo etcétera. No es raro encontrar dibujos de artistas que dibujan durante su viaje en el microbús o tren.

tonito-cobrador

Esbozos de Toñito Avalos

¡Vamos a empezar entonces! Teniendo en mente los ejercicios que hicimos anteriormente de observación, dibujar en el aire, etc. te doy los siguientes consejos:

1. Empieza con trazos ligeros. Pasando suavemente el lápiz sobre el papel empieza dibujando líneas y formas muy generales del sujeto.

2. Haz varios trazos de base y luego, más firmemente, haces un trazo más marcado. Me sucede muchas veces que no puedo dibujar una línea recta en el ángulo que quiero, por lo que lo intento varias veces de manera ligera y una vez que ya me sale hago el trazo definitivo usando los intentos como base.

3. ¿Te salió mal? Déjalo y vuelve a intentarlo o intenta otra cosa. Esbozar debe ser divertido, no debes perder la paciencia ni mucho menos dejar que la frustración te haga dejar el papel. Hay veces que uno no se siente inspirado, como que dibujas y no te sale nada bien. Distráete un momento y vuelve a intentarlo.

Muy bien, ahora vamos con un ejemplo.

esbozos-gato

Ahora es tu turno. Ten mucha paciencia y… ¡adelante!

Dibujando con formas básicas

Las formas básicas como bloques de construcción para el dibujo.

Quizás te has encontrado en la situación de querer dibujar algo, como un objeto delante tuyo, una fotografía o una escena muy compleja, y no sabes ni por dónde empezar.

Hay un proverbio chino que dice, “Un viaje de mil pasos empieza con un paso.” Es una frase muy sabia. Te cuento un secreto: cuando te encuentres con una tarea grande y no sepas por dónde empezar, divide la tarea en partes más pequeñas. Y esas partes divídelas en partes más pequeñitas. Sigue así hasta que las partes que tengas sean fáciles de manejar.
Como dice el conocido refrán, “Divide y vencerás.”

En el artículo anterior de esbozos hice mención de hacer trazos base. Esos trazos base son la división de la figura en partes más pequeñas. Hacemos esto reduciendo una figura complicada a formas básicas como círculos, rectángulos, conos, etc. Simplificamos nuestro sujeto a formas muy simples que sean manejables.

formas-simples-1

 

formas-simples-2

formas-simples-3

Cuando era chico y quería dibujar “a lo grande” cometía siempre el mismo error de empezar a dibujar detalladamente una parte de una escena o figura sin tomar en cuenta toda la imagen en sí. He visto a principiantes querer dibujar un rostro y empiezan dibujando el ojo. Inevitablemente, la cara sale desproporcionada o desfigurada porque el dibujante puso su concentración en una sola parte del sujeto.

Toda figura tiene proporción, armonía, una distancia entre parte y parte. Por eso es importante empezar trazando ligeramente líneas de base para definir el lugar donde irá ubicada cada cosa, como un mapa de nuestro dibujo. Aquí es bien importante observar bien y medir para no tener problemas después. Es importante capturar el lugar correcto de cada cosa. Teniendo una idea de la ubicación de los elementos ya podemos empezar a dibujar.

formas-simples-location

Para cerrar esta lección, te comparto un truco. Hay ocasiones en las que miramos nuestro dibujo y sabemos que algo está mal pero no sabemos qué. Como que se escapa a nuestra observación. Un buen truco para esos casos es mirar tu hoja a través de un espejo o a tras luz para verlo invertido. Al mirarlo al revés se revelan esos errores.

¿Qué errores encuentras aquí?

formas-simples-mirror

Introducción a la Luz y Sombras

Una introducción para dibujar realistamente con sombreado.

Recuerdo una vez cuando era niño me desperté en la mitad de la noche y había apagón. Esa noche no había luna, por lo que no había nada de luz. Era una oscuridad total, no veía absolutamente nada, tanto así que ni siquiera podía ver mi mano delante de mis ojos por más que me esforzaba.

Todo lo que vemos es luz. Nuestros ojos captan la luz que tenemos alrededor nuestro y los valores y variaciones de éstas. Nuestro cerebro arma la imagen que podemos “ver.” En esencia, nuestra visión se compone de luz. Los colores son también variaciones de frecuencias de luz. Si quitas toda fuente de luz al final no podemos ver nada, tal como mi experiencia con el apagón.

Este concepto es muy importante en el dibujo, sobre todo cuando queremos dibujar de manera realista. Cuando dibujamos una caricatura la simplificamos utilizando líneas. Decimos, “Esto es un cuadrado” y dibujamos cuatro líneas para representar sus bordes. O, “esto es una persona” y dibujamos líneas en los bordes para definir cómo es su forma. Pero en la vida real no es así. Los bordes de un objeto en la vida real no está formado por líneas, sino por variaciones de luz.

Para empezar a dibujar realistamente tenemos que abandonar el concepto de línea y asumir el concepto de luz.

Por ejemplo, la sombra en la siguiente fotografía es una variación abrupta de la luz. Hay un lado donde cae bastante luz y luego otro lado donde la luz del sol es interrumpida. Tenemos que aprender a mirar ese borde como una variación de luz y ya no como una línea.

light-1

light-2

light-3

¡Lápices nuevos!
De aquí en adelante usaremos un par de nuevos lápices que nos ayudarán a obtener un mejor rango de sombreado. Quiero recalcar que no es necesario ni obligatorio adquirir estos lápices, sino que simplemente nos ayudarán a obtener más fácilmente tonos oscuros o ligeros.

Recordando que en el primer artículo sugerí comprar un lápiz HB, les describo los nuevos lápices:

  • 2B – La mina es más suave que el HB. Eso significa que “pinta” con más grafito y obtenemos tonos más oscuros.
  • 2H – La serie H tiene la mina más dura, que como ya adivinaste, significa que deja menos grafito en el papel y los trazos salen más ligeros y claros que nuestro amigo HB. Mucho ojo, al tratarse de una mina más dura es posible cortar o hacer daño al papel.

Estos lápices los puedes conseguir en cualquier librería. En alguna ocasión me compré un 6B para obtener tonos negros de esos bien negros, pero manchaba bastante y era un poco frustrante. Personalmente, considero que un 2B y un 2H son suficientes para empezar.

Ok, y ahora llegó la hora de nuestro ejercicio. En una hoja de papel dibuja cinco recuadros como en la figura y pinta los valores desde el blanco puro (no pintamos nada) hasta el negro oscuro (¡a darle con fuerza al lápiz!). El propósito de este ejercicio es que obtengas dominio para representar distintos valores de oscuridad.
Empieza primero usando solamente el lápiz HB. Una vez que hayas ejercitado bien, prueba con el 2B, luego con el 2H y finalmente con los tres a la vez.

light-4

ichroscan123

Dibujo por iichiro

Técnicas para el Sombreado

Métodos para sombrear y dar diversos tonos a nuestras ilustraciones.

¿Alguno de ustedes ha visto de cerca cómo se toca un violín? A diferencia de un piano donde cada tecla es una nota, en un violín las notas no están separadas visualmente, tienes que saber dónde presionar en cada cuerda para producir cada nota. Si pulsas el lugar incorrecto suena desafinado. En un piano es fácil, porque cuando te dicen que toques la nota Sol, pues presionas esa tecla y punto. En un violín es más difícil, al principio uno tiende a presionar un poco más aquí o más allá y no suena bien. Una amiga violinista solía decir antes de practicar, “Voy un rato a serruchar al gato.” 🙂

Del mismo modo, para sombrear realistamente es importante saber qué sombras y de qué oscuridad debe ir en el papel. Esas son las notas de nuestra canción. Es igualmente importante y crítico saber pintar el tono o valor correcto en el papel. Eso es como pulsar correctamente la nota en el violín. Podemos saber la nota, la oscuridad correcta, pero es igualmente importante saber representarla en el papel, en caso contrario nuestro dibujo saldrá “desafinado.”

¡Y esto no es difícil! Como todo en el dibujo, es cuestión de práctica, así que sin más ni más veamos las técnicas más usadas para sombrear con nuestros lápices.

Técnicas de Sombreado
La forma más simple de sombreado es hacer líneas seguidas juntas usando la punta del lápiz o inclinándolo para pintar con el costado de la mina de éste. Es importante hacer todas las líneas en una misma dirección para que el resultado sea uniforme. La cantidad de sombra varía según la presión del lápiz y la cercanía entre las líneas.

tecnicas-sombreado-1

Otra técnica es el “Cross Hatching,” que es un tramado cruzado. Dibujas una serie de líneas diagonales y luego inclinas el papel y dibujas otra serie de líneas que las crucen. Se puede obtener una menor o mayor oscuridad según la separación que le dejes entre las líneas.

tecnicas-sombreado-2

Otra técnica es el “Circulismo,” que consiste en dibujar una serie de círculos pequeños que se superponen entre sí. No es necesario que los círculos sean perfectos, solamente hacerlos lo suficientemente pequeños y juntos. La oscuridad de la sombra depende del tamaño de los círculos que dibujemos así como la presión que hagamos con el lápiz. El Circulismo es muy útil para dibujar la piel de las personas, ya que el acabado es irregular. Para este caso es bueno hacer los círculos suavemente.

tecnicas-sombreado-3

Aquí un ejemplo usando la primera técnica de sombreado:

tecnicas-sombreado-6

Finalmente, estas tres técnicas mencionadas se pueden complementar con el Suavizado. Utilizando un trozo de papel normal, papel higiénico, alguna tela suave o un tortillon mezclamos el grafito que pintamos en nuestro dibujo. El resultado es un color uniforme, suave.

tecnicas-sombreado-4

¿Torti-qué?
El tortillon es una herramienta muy sencilla de construir que nos permitirá suavizar nuestros dibujos fácilmente.

tortillion

Para hacer nuestro tortillon necesitamos un papel en blanco. Lo enrollamos de manera ligeramente diagonal de modo que sobresalga una punta. Para que no se desarme pegamos con goma o cinta el extremo final. ¡Listo! Para usarlo pintamos primero una superficie con lápiz y luego lo suavizamos con el tortillon.
Cuando quiero obtener tonos suaves pinto con el lápiz en otro papel, suavizo eso con el tortillon y como se queda impregnado el grafito, uso ese remanente en mi dibujo. Es como si el grafito fuese pintura y el tortillon una brocha.

Un ejemplo de un acabado con tortillon:

tecnicas-sombreado-5

Practicando y usando estas técnicas se pueden obtener resultados asombrosos. Este es un dibujo hecho por un verdadero profesional (y no un aficionado como quien les escribe), Jose Carlo G. Mendoza, usando la técnica circular, diversos lápices, borradores, tissues (pañuelos de papel) y mucho trabajo duro.

bruce_banner_aka_mr__green_by_aramismarron

Aquí otra muestra de la técnica de Cross Hatching, esta vez del artista Michael May:

beast

Todos los valores están construidos en tramados cruzados que a lo lejos nuestros ojos lo ven como variaciones de luz. Aquí el detalle:

beastdetail

Técnicas para el Sombreado 2

¿Cómo se comporta la luz en un cuerpo? Veremos también los tipos de sombras que se producen.

Siguiendo con el tema del sombreado, en esta lección vamos a entender un poco más acerca de la luz. Como mencionamos anteriormente, todo lo que vemos es luz. Los brillos y sombras forman parte del comportamiento de la luz sobre un cuerpo.

La forma más simple de entender la luz es con el ejemplo de una bola iluminada. La luz produce en la esfera ciertos tipos de luces y sombras que tienen nombres específicos.

light-ball

A.Brillo

B.Medio Tono

C.Sombra Propia

D.Luz Reflejada

E.Sombra Arrojada

El Brillo (A) es aquella área que está más cerca de la luz y, por lo tanto, está más iluminada que las demás. Es donde la luz es más intensa pues cae directamente sobre la bola.

Conforme la luz va cayendo sobre la redondez de la bola, vemos que va disminuyendo en intensidad pues ya no cae tan directamente. Poco a poco el Brillo va pasando al Medio Tono (B).

Ahora llegamos a la parte de la bola donde la luz no llega, y por lo tanto se produce la Sombra Propia (C). ¡Pero hay algo interesante que ocurre aquí! Nuestra bola reposa sobre una mesa y dicha mesa refleja un poco de luz sobre la bola. Esa es la Luz Reflejada (D).
Finalmente, tenemos la Sombra Arrojada (E) que es la silueta de la bola que produce en la mesa.

¡Veamos otro ejemplo! Aquí tenemos la foto de un dado lanzado al aire.

light-dice

Tenemos en toda la esquina el Brillo (A) donde la luz se refleja con intensidad. Luego de ello tenemos el Medio Tono (B)y la Sombra Propia (C). Nota bien que el dado está sobre una superficie blanca y esa superficie blanca refleja luz sobre el dado. Esa es nuestra Luz Reflejada (D) — si observas bien, notarás que hay una diferencia de intensidad con la Sombra Propia, ¿lo ves?
Y finalmente tenemos la Sombra Arrojada (E), que en este caso es una sombra bastante difuminada pues el dado está flotando lejos de la superficie blanca.

¿Qué tal? No es difícil, ¿verdad?

Tengo aquí otra foto, esta vez es el borrador de un lápiz.

light-pencil

Tenemos el Brillo (A), tenemos el Medio Tono (B) y la Sombra Propia (C). Como habrás notado, esta vez no tenemos Sombra Reflejada ni Sombra Arrojada pues el lápiz no tiene ninguna superficie ni ningún otro objeto cerca que le refleje luz o a quien le haga caer sombra.

Y ahora… ¡es tu turno!
¿Puedes reconocer los diversos tipos de luz en esta tapa de botella?

light-cap

La Escala de Valores

La Escala de Valores es una útil herramienta que nos ayudará a dibujar mejor los tonos de una imagen. Aprende cómo construir una.

Ahora construiremos una herramienta que nos servirá de mucha ayuda para poder dibujar los tonos del sombreado. Esta herramienta se llama “Escala de Valores.” Necesitaremos lo siguiente:

  • Cartulina (recomendado) o papel grueso blanco
  • Impresora
  • Tijeras
  • Perforador

1. Imprime la Escala en cartulina o, si tu impresora no lo permite, entonces en papel, el más grueso que puedas conseguir.

2. Recorta la Escala.

3. Usando el perforador, haz huecos dentro de cada cuadrado de la Escala, para que quede como la foto mostrada abajo.

escala-de-valores-1

¿Y para qué sirve la Escala de Valores?

Cuando esté dibujando, por ejemplo, una fotografía con todas sus sombras, la Escala de Valores me sirve para comparar si los tonos (valores) que he dibujado coinciden (o se acercan lo suficiente) a la foto. A ver, veamos… parece que tengo que hacer esto más oscuro.

escala-de-valores-2

Habrán ocasiones donde requieres dibujar un valor negro y tu lápiz sólo puede producir un gris que no se acerca nada al negro de la foto original. Una solución es conseguir un lápiz más suave (como el 8B).

En caso contrario, sigue los siguientes pasos:

  • Pinta el “negro” más negro que puedas obtener con tu lápiz.
  • Consulta con tu Escala a qué valor corresponde tu “negro.”
  • Cuenta cuántos recuadros está alejado del negro real. Digamos que sean 3 recuadros más alto. Recuerda ese número.
  • Entonces, para cada valor que encuentres en la fotografía original, tienes que usar un valor +3 recuadros más alto. Si, por ejemplo, es el recuadro 4 (donde 1 es el recuadro más negro), entonces tienes que usar el recuadro 7 (4+3).

Recuerda: La Escala de Valores es sólo una ayuda

La verdadera utilidad de la Escala de Valores es enseñarnos a nosotros mismos a estimar mejor los valores que vemos. Es una ayuda, no una muleta para depender de ella. No quiero que luego te sea imposible hacer un dibujo sin tener tu Escala de Valores al lado. Mas bien, con la práctica irás aprendiendo mejor a estimar los tonos (valores) y usar la Escala en pocas ocasiones.

Esto quizás suene contradictorio, pero la idea de un dibujo no siempre es reproducir perfectamente todos los tonos (valores) de la fotografía original. Hay mucho de creatividad y sensibilidad cuando acentúas o dejas de lado partes del dibujo para que el ojo sea atraído a aquellas partes que son interesantes o que tú quieres resaltar. Es un tema que veremos más adelante a profundidad, así que brevemente lo diré así: no trates de copiarlo todo como si fueses una máquina fotográfica humana.

Y ahora, ¡a dibujar!

Si no haces esto no serás un buen Dibujante

Cuando todos te digan que te resignes, esto es lo que debes hacer.

Derek Sivers es un músico muy entusiasta y un emprendedor modelo. Como músico, una de sus aspiraciones era ser no solamente un buen compositor, sino también un gran cantante. Estuve leyendo un artículo que él escribió donde habla sobre cómo ha sido su progreso en el paso de los años.

A los 14 años, Derek se propuso ser un gran cantante. Pero era malísimo, todos le decían que no era un buen cantante.

A los 17, empezó a tomar clases de voz, y a practicar dos horas cada noche. La práctica fue constante.

A los 18, empezó a salir en giras, como cantante principal.

A los 19, seguía practicando dos horas cada noche. La gente le decía que él no era un cantante, que se rindiese, y que buscase a un cantante verdadero.

A los 25, grabó su primer álbum. Se lo mostró a un mentor importante suyo, el cual le dio una buena y atenta escuchada. ¿Qué creen que le dijo? “Derek, tú no eres un cantante. Necesitas dejar de intentarlo. Admite que eres un compositor de música, y encuentra a un cantante verdadero.”

Derek siguió de giras por tres años. siempre practicando, siempre determinado a ser un gran cantante.

A los 28, empezó a notar que su voz estaba mejorando. Grabó algunas canciones nuevas, y por primera vez, le gustó cómo quedaron.

A los 29, Derek llegó a un nivel en el cual él se veía como un buen cantante. Los 15 años de práctica y 1,000 conciertos en vivo dieron su fruto.

Alguien le escuchó por primera vez y comentó, “Cantar es un talento con el que naces o no. Tienes suerte. ¡Tú naciste con ese talento!”

Con esta anécdota quiero darte ánimos. Si quieres ser un gran dibujante entonces nunca dejes de practicar.Quizás te tome menos de quince años o quizás te tome mucho más. Quizás la gente intente desanimarte y te diga que te rindas o quizás te den un apoyo invaluable e inesperado. Lo importante es que nunca abandones ese lápiz y cultives siempre un insaciable deseo de aprender y mejorar.

Un día, esas miles de hojas llenas de dibujos darán su fruto.

Para finalizar, los dejo con una reseña visual del progreso de un artista, MLeth, durante seis años:

mleth-progress
Tipos y Grados de Lápices

¿Qué tipos de lápices hay y cómo son sus graduaciones? Conócelos de cerca para saber cuáles usar en tus dibujos.

En la Introducción a la Luz y Sombras vimos dos nuevos lápices a usar, el 2H y 2B, en complemento a nuestro lápiz HB. En este artículo vamos a entender mejor en qué consisten estas denominaciones de lápices.

Graduaciones de Lápices

Los lápices se dividen en grados o graduaciones según su dureza u oscuridad. Un lápiz más duro produce un tono más claro en el papel, mientras que un lápiz más suave produce un tono más oscuro.

Un lápiz duro mantiene su forma mucho mejor que un lápiz suave, por ser de contextura más firme. Por eso los lápices de esta gama son preferidos para el dibujo técnico (i.e. planos), pues la punta retiene su forma por más tiempo. Como nota interesante, puedes coger un lápiz duro y sacarle una punta tan fina que puedes cortar el papel con él.

Si no se tiene el tacto apropiado, los lápices duros pueden dejar marcas en el papel o lastimarlo tanto que se rompe al borrar. Si acostumbramos probar varios bocetos o ideas durante la creación de nuestro dibujo, podemos maltratar el papel y arruinar nuestro trabajo. Por eso para la ilustración y el dibujo se usan los lápices más suaves. No sólo son más delicados con el papel sino también producen una gama de tonos más oscuros. En consecuencia, pueden manchar la hoja si por error pasamos la mano encima y requieren un poco más de esfuerzo al borrar (esto es más notorio en los lápices más suaves de la escala).

Las denominaciones de los lápices tienen dos letras: “H” y “B,” que corresponden a las palabras en inglés “Hard” y “Black”(“Duro” y “Negro”). Esta letra viene acompañada de un número, que corresponde al grado. Por ejemplo, un “2B” es un lápiz suave, mientras que un “6B” es un lápiz mucho más suave y que produce un tono más oscuro.

graduaciones-de-lapices

Habrán ocasiones en las que desearemos poner las sombras de nuestro dibujo y tener negros bien negros. Para ello usamos un lápiz más suave. Un 6B es suficiente para la gran mayoría de casos. Algunos artistas suelen usar lápices suaves como un 2H para hacer bocetos iniciales de un dibujo, porque son fáciles de borrar.

¿Qué lápices son recomendables para dibujar?

Personalmente, uso solamente un lápiz HB. Eso me es suficiente para todos mis dibujos a lápiz.

Para obtener un mejor rango, consíguete lápices 2B, HB y 2H como sugerí anteriormente. Es suficiente para empezar.

Conforme vayas necesitando lápices más suaves para tonos más oscuros puedes adquirir un 4B y un 6B.

Me obsequiaron un juego Mars Lumograph de la marca Staedtler que trae los grados 8B, 7B, 6B, 4B, 2B y HB. Es mi favorito cuando salgo a dibujar fuera. Pensé que iría a usarlos todos constantemente, pero lo cierto es que siempre termino usando solamente uno, el HB o el 2B.

A menos que quieras realizar un retrato o un dibujo a lápiz bien realista, que requiera varias gradaciones de tonos, con uno o dos lápices puedes producir muy buenos dibujos. Así que no pierdas el sueño tratando de coleccionar todos los lápices habidos y por haber debajo del cielo. Empieza con lo que tienes a tu alcance y conforme vayas progresando, experimenta con otros lápices y medios nuevos.

staedtler-mars-lumograph

Vía: http://www.dibujemos.com/artistica/