Ilustración digital.

Iro Ramírez