Tipos de ilustración

Existen muchos tipos de ilustraciones, pero para empezar podemos describir dos grandes clases:

Ilustraciones conceptuales: Son representaciones metafóricas (no realistas) de escenas, objetos, ideas o teorías. Las imágenes pueden contener elementos de la realidad, pero en su conjunto tienen una forma o significado diferente. Ejemplos de ilustración conceptual incluirían historietas, gráficos, dibujos abstractos.

Aquella que no está obligada a ceñirse a los datos proporcionados por un texto, un argumento literario o una información, sino que desarrolla una idea personal nacida de las consideraciones que hace el ilustrador acerca del tema que se propone ilustrar. Representa ideas generales, no hechos en particular. Son las que dejan un margen más amplio a la creatividad y al estilo personal del diseñador.

El Arte Conceptual es una forma de ilustración donde el principal objetivo es la representación visual de un concepto para su uso  en cine, animación, cómics, videojuegos, etc.

Las ilustraciones de tipo conceptual no están necesariamente ligadas a un texto, información o argumento literario, más bien nacen puramente de la imaginación del ilustrador, en base a una idea o concepto elegido. Son aquellas que dejan un margen más amplio a la creatividad y al estilo personal.

Ilustraciones literales: Estas ilustraciones tienden a representar verdades pictóricas. Aquí hay generalmente una descripción exacta de la realidad, e incluso si la imagen representa la ficción narrativa de carácter fantástico o dramática, se hace hincapié en la creación de una escena que sea creíble. Ejemplos de ilustración literal incluirían los siguientes: foto realismo, hiperrealismo.

Aquella que muestra un suceso o secuencia de sucesos según un guion literario.

Este tipo de ilustración debe ajustarse a los contenidos y detalles del texto ilustrado manteniendo el equilibrio entre la interpretación personal del ilustrador y el mundo imaginativo del lector.

Este tipo de ilustración, a diferencia de la ilustración conceptual, tiene como objetivo la representación gráfica de un argumento literario. Así pues, las ilustraciones que encontramos en el interior de novelas o relatos son de este tipo, y sirven para reforzar o recrear una escena dentro de la lectura. Dentro de este género también podemos encontrar la ilustración infantil, de ciencia ficción, humor gráfico, cómic, animación, etc.

El mundo artístico está cambiando a una velocidad vertiginosa y muchas veces nos encontramos con que no sabemos definir diferencias entre técnicas o conceptos que nos llegan desde Estados Unidos.

Se manifiestan estos fundamentalmente a través de la caricatura, la historieta, los dibujos infantiles y fantásticos.

Sirve para acompañar un texto literario y dar información sobre él, creando imágenes alusivas lo que se narra.