El baso

Echo con lapises de acuarela y carboncillo