Dos almas no se encuentran por casualidad.