“¿Todos sabemos que si alguien nos hace un encargo y reproduce nuestras ilustraciones para obtener beneficios económicos nosotros solo le cedemos el “derecho de reproducción”? Esa obra es siempre nuestra, y no nos puede pedir el original.

¿Todos sabemos que si alguien nos compra una obra original o impresa, no tiene derecho a usar esa imagen para comerciar con ella y obtener beneficios económicos reproduciéndola?”

Creative Commons

¡¡Estas cosas hay que tenerlas muy claras!! Y quien no las tenga ya está tardando en leer este post y el NUEVO LIBRO BLANCO DE LA ILUSTRACIÓN GRÁFICA EN ESPAÑA.

Esto es un resumen de lo descrito en “El Nuevo Libro Blanco de la Ilustración Gráfica en España”, una guía práctica para los profesionales de la ilustración, muy completa y actualizada, y publicada de forma gratuita por FADIP.

-EL ILUSTRADOR ES UN AUTOR.

-LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL:

“La Ley de Propiedad Intelectual regula la propiedad intelectual que corresponde al autor de una obra literaria, artística o científica por el solo hecho de su creación. No protege ideas, sino la plasmación de estas en un soporte: si un cliente propone una idea para un encargo a un ilustrador, la propiedad intelectual de la obra resultante es de quien realizó la ilustración, no de quien tuvo la idea.”

-DERECHOS DE EXPLOTACIÓN:

Son aquellos que permiten que el ilustrador reciba una remuneración por su cesión. Ninguno de estos derechos se adquieren por comprar una ilustración original. La propiedad intelectual de esa obra seguirá siendo del ilustrador y si el comprador de esa obra desea tener los derechos de explotación tendrá que pagarlos de manera independiente.

La duración de los derechos de explotación duran toda la vida del autor y hasta 70 años después de su muerte para sus herederos.

La cesión de derechos puede hacerse en exclusiva, por lo que no podrás usar tu ilustración para nada más durante el tiempo que tengas pactada esa cesión, o que no sea exclusiva, pudiendo así usar tu ilustración para otras cosas.

La remuneración de la cesión de derechos puede hacerse a tanto alzado, es decir, una cantidad fija, o a través de royalties, un porcentaje de los beneficios obtenidos por la explotación de tu obra.

Derechos de explotación más comunes:

-Derecho de reproducción: Se cede el derecho a reproducir y copiar la ilustración en distintos formatos y para diferentes medios.
-Derecho de distribución: Se permite que la obra se ponga a disposición del público o de un intermediario para su venta, alquiler, etc.
-Derecho de transformación: Consiste en permitir que se modifique la obra a fin de que se genere una nueva partiendo de la primera.
-Derecho de comunicación pública: Se concede que un grupo amplio de personas puedan acceder y visualizar tu trabajo sin haber distribución de por medio. Por ejemplo los medios digitales o en representaciones escénicas.

LÍMITES DE LOS DERECHOS DE AUTOR:

Hay algunos casos en los que el autor no puede oponerse al uso de su obra. Por ejemplo: Si se utiliza un fragmento o la totalidad de su obra si esta está publicada, si ésta es citada y tiene fines educativos o de investigación. También si se utiliza de forma privada por una persona física si no hay ánimo de lucro.
también si colocas tu obra en una vía pública estarás cediendo todos sus derechos hasta si se usan con fines comerciales.

-Para más información sobre “Derechos de Autor”, “Tipos de Contratos” y mucho más, leed el “Nuevo Libro Blanco de la Ilustración Gráfica en España”

Por: io! (Ilustrando Dudas)