No existen recetas infalibles a la hora de aspirar a ganar un concurso o una convocatoria artística. Son muchos los factores que intervienen, la mayoría de ellos muy alejados de la obra propuesta por el artista: la percepción de su currículum y su posición en el panorama artístico, los intereses particulares de la organización convocante –que muchas veces desea premiarse a sí misma, optando por un candidato de renombre–, los prejuicios y relaciones del jurado designado, etc. No obstante, sí existen ciertas prácticas que cualquier artista serio debe tener muy en cuenta si quiere maximizar sus posibilidades y evitar pérdidas innecesarias de tiempo y recursos.

Imagen cortesía de Guillermo de Torres

1. Infórmate en las mejores webs gratuitas de convocatorias

Aparte del listado de convocatorias artísticas de Ilustra te recomendamos, fuera del ámbito cultural iberoamericano, las siguientes webs: Transartists, Residency Unlimited, Res Artis, Aliance of Artists Communities, On the Move, Culture360.org y Artrubicon.   

2. Consulta los tablones de anuncios de escuelas de arte y centros culturales

Aunque parezca imposible, muchas convocatorias interesantes apenas se difunden por la red debido a la impericia o desinterés de sus organizadores. Por ello es importante que no dejes de consultar en todo momento los tablones de anuncios de las escuelas de arte y centros culturales a los que acudas.

3. Lee atentamente las bases y prepara con tiempo tu candidatura

Los buzones electrónicos y físicos de las convocatorias se llenan muchas veces de candidaturas que no se ajustan a las bases o que son descartadas inmediatamente por no cumplir las normas básicas de participación. Ello se debe a que muchos artistas no se toman la molestia de consultarlas con detenimiento. Si bien no están equivocados en lo fundamental –las convocatorias son una especie de lotería, por lo que cuantas más veces se participe más posibilidades hay de ganar–, es una pérdida de tiempo y energía mandar candidaturas que no se ajusten a las bases. Por todo ello hay que invertir un tiempo importante en leerlas atentamente y planificar con tiempo cada una de las candidaturas.

4. Ajústate a las fechas límite

Dentro de una correcta planificación es importante tener en cuenta las fechas límite de todas las convocatorias que te interesen. Te recomendamos que te organices en base a ellas, teniendo en cuenta que son pocos los concursos y convocatorias que admiten candidaturas pasado el plazo de recepción.

5. Preséntate a todas las convocatorias que se ajusten a tu perfil

Si cumples todos los requisitos de las bases –edad, sexo, nacionalidad, etc. – y tu obra se ajusta al perfil solicitado en la convocatoria, no dudes en presentarte a ella, aunque se trate de un  concurso o convocatoria importante en el que tus posibilidades sean muy bajas. Como hemos dicho anteriormente, muchas convocatorias son como una lotería: el éxito o fracaso no depende, en la mayoría de casos, de tu calidad como artista, sino de muchos otros condicionantes fuera de tu control, como por ejemplo los intereses particulares de la entidad o empresa organizadora o los gustos o prejuicios del jurado designado.

6. Diversifica tus candidaturas cuando no puedas presentarte a todas las convocatorias

Si bien te recomendamos participar en el máximo de convocatorias posible, como es probable que no dispongas de tiempo y recursos para ello, es importante que intentes rentabilizar al máximo tus esfuerzos identificando lo mejor posible aquellas convocatorias en las que vayas a tener mayores posibilidades. Si eres un/a artista novel o emergente sin apenas premios o selecciones, prioriza los concursos y convocatorias locales y con restricciones por tema o edad, así como aquellos concursos donde vaya a ser probable que haya pocos participantes –también las convocatorias de exposiciones colectivas masivas, donde se expongan la mayoría de obras presentadas–. Tendrás más posibilidades de ganar o resultar seleccionado/a, y en caso de hacerlo ganarás confianza y currículum para aspirar posteriormente a los más populares por prestigio o dotación de los premios. No obstante, nuestra recomendación es que diversifiques con astucia tus participaciones: aplica tanto en convocatorias grandes como medianas o pequeñas, identificando claramente qué buscas en cada una de ellas. Por supuesto, no debes abusar de las grandes convocatorias que te ofrezcan pocas posibilidades de ganar, pero cuando veas que tu perfil y obra se ajusten a los intereses u objetivos de alguna de ellas, no dudes en participar. Una selección o un premio secundario en un gran premio o concurso pueden significar para tu trayectoria un empujón mucho mayor que una docena de premios de carácter local.

Convocatorias artísticas 2015 cómo ganar

Imagen cortesía de África Martín-Delgado

7. No descartes por sistema las convocatorias alternativas o sin remuneración

En la actual coyuntura hay muchísimas convocatorias interesantes que no ofrecen remuneración a sus ganadores. No las descartes por sistema. Valora con detenimiento lo que te pueden aportar: participación en una exposición colectiva en una ciudad o país donde nunca has expuesto, ser seleccionado por un jurado importante, obtener difusión en medios hasta ahora inaccesibles para tu obra, etc. No obstante, ve con cuidado con esto, porque en muchas ocasiones se abusa de la buena voluntad y ansiedad de los artistas. Participa solo en aquellas donde la ganancia en imagen o en currículum –o social, en caso de convocatorias organizadas por oenegés– sea mayor que la pérdida en tiempo y esfuerzo.

8. Intenta evitar las cuotas de participación

Ve con mucho cuidado con este tema. Hay muchas empresas especializadas en jugar con las aspiraciones de muchos artistas, profesionales o amateurs.  La redacción de TAB recomienda que solo se haga cuando esta cuota sea baja y se destine a alguna causa social o a apoyar la celebración de la convocatoria si se trata de un proyecto alternativo o autogestionado de garantías. Es importante informarse de quién hay detrás de cada convocatoria siempre, pero más cuando se pide un fee o cuota para participar.

9. Analiza los ganadores y seleccionados de ediciones anteriores, así como los gustos de los organizadores y miembros del jurado

Si bien es un trabajo largo y difícil que te puede llevar muchas horas de búsqueda en internet, recomendamos hacerlo en el caso de los grandes premios y concursos, los cuales, por su propia dificultad, exigen una preparación mejor de la candidatura. En caso de que tu práctica artística esté muy alejada de los gustos e intereses del certamen, evita participar o hazlo con la conciencia de que es mejor no renunciar a ser tú mismo/a que a hacer una obra que no sientas como tuya y que pueda perjudicarte en un futuro.

10. No tengas miedo de correr riesgos, trata de impactar al jurado

Conocer las elecciones previas del jurado no tiene que llevarte a pensar que vencerás haciendo lo mismo. Es un punto más para conocer a las personas que te valorarán y planificar tu estrategia. Del mismo modo, debes tener en cuenta que los jurados, en muchas ocasiones, están habituados a recibir propuestas muy parecidas, por lo que, si eres capaz de crear una propuesta absolutamente personal, seguro que impactarás positivamente. Así mismo,  aunque no hayas alcanzado un lenguaje absolutamente diferenciado y distinguible, es importante que apuestes por aquellas obras que sean lo suficientemente impactantes para destacar en un proceso de selección donde el jurado valora la mayoría de obras en cuestión de segundos. Sin capacidad de impacto es difícil que luego el jurado se tome la molestia de profundizar en tu obra.

11. Reserva las mejores obras para los mejores concursos

Cuando tengas obras que consideres de calidad excelente, resérvalas para los principales concursos. Solo en caso de que no sean valoradas favorablemente en estos, estudia la posibilidad de mandarlas a premios o convocatorias de menor valía o importancia.

Concursos artísticos 2015

Imagen cortesía de África Martín-Delgado

12. Manda imágenes de calidad

Siempre que se soliciten imágenes digitales de tu obra, asegúrate de que estas sean de altísima calidad. Nadie apostará por tu obra si tú mismo no te preocupas en presentarla de la mejor forma posible.

13. Sé coherente temática y formalmente

Los jurados valoran negativamente las candidaturas que no presentan un porfolio coherente, con obras de calidad pareja y que giren alrededor de un eje temático o formal. Mandar imágenes sin ningún tipo de coherencia, sin ningún eje fácilmente identificable, como un tótum revolútum de imágenes, da una imagen de inmadurez y poca seriedad que provoca rechazo en los jurados.

14. Redacta un statement breve y directo

En la mayoría de concursos y convocatorias piden el denominado statement. Se trata de una declaración o carta de presentación de tu personalidad artística, de tu obra, proceso artístico y filosofía. Sin embargo, no es el lugar más apropiado para hablar de ti y de tu trabajo con profundidad, con discursos largos y sesudos. El jurado tiene poco tiempo y muchas candidaturas que valorar, por lo que debes ser lo más breve y directo posible.

15. Presenta un currículum artístico fiable

Nunca basta con presentar un buen porfolio o galería de obras para ganar un premio de cierta entidad. Antes de darlo los organizadores estudian muchísimo los currículums de los posibles ganadores, y si alguno de ellos no les ofrece suficientes garantías pueden descartar alguna candidatura pese a que en esta se haya presentado un obra de gran calidad .

16. Cuida tu presencia en la red

Asegúrate de que cuando los miembros del jurado vayan a googlearte, encuentren información relevante sobre ti en los primeros lugares de la búsqueda -en primer lugar tu página web, y luego cierta información que ofrezca de ti un perfil profesional con garantías–. Es importante que no aparezca información poco seria que pueda llevar a descartarte como ganador: contenido inmaduro en redes sociales, comentarios inapropiados en webs de pobre calidad, etc. Lo mismo sucede con el e-mail que uses para mandar tus candidaturas: asegúrate que este sea el de tu nombre y apellidos, y no un mail que podrías usar para trolear o ligar en internet.

17. Revisa bien tu candidatura antes de mandarla

Antes de mandar tu candidatura, te recomendamos que te imprimas una copia de la misma y la revises lo máximo posible para verificar la corrección de los datos, la calidad de las imágenes, y, por último, posibles los errores ortotipográficos. También te recomendamos que te la revisen personas de confianza; sin duda te ayudarán a mejorarla.

18. Conserva copias de tus candidaturas e imítalas y adáptalas si te resultan ganadoras

Por supuesto, conserva una copia de cada una de las candidaturas que presentes. Te servirá de garantía en caso de tener que hacer alguna reclamación. También, en caso de ganar o resultar seleccionado/a, te servirá de modelo a imitar o adaptar en futuras convocatorias.